Fugace Piacere de Thais Duthie

Fugace Piacere de Thais Duthie

Me adentro en este libro horas después de tener el placer de conocer a Thais.

Cuando hago una lectura sobre Bdsm, tengo que reconocer que lo leo con lupa, es fácil escribir, lo que es difícil es plasmar realidad. Por eso lo primero que diré de mi lectura, sin hacer spoiler, es que Thais no me ha decepcionado y que sus azotes me han gustado.

La historia es distinta, fresca y hace referencia a un Bdsm lésbico, que aunque se dude, existe. Esta claro que en este mundo se suele pensar en patriarcado, algo que no dejó de decir que es incierto. La D/s es amplia. Y la dominación femenina sobre sumisión femenina no es ni de lejos extraña.

Una vez dicho esto, quiero remarcar que el Bdsm no sólo es S/m (para los no entendidos; sadismo/masoquismo) Es más amplio e incluso existe un Bdsm llamado sensual, más de juego de morbo, control. Etc… Por eso y dentro de ese amplio abanico de prácticas relacionadas con la D/s, Thais se ha movido en la que más cómoda se ha sentido. Y de una manera exquisita, con toques explícitos, te adentras en esa mazmorra de perversión oscura pero a la vez excitante.

Por eso me dejo azotar por sus palabras y creo que Thais se ha informado o más bien experimentado estas increíbles sensaciones con las que nos deleita a través de sus protagonistas.

Lady Amanda, enamora, así que para no contar más… déjate llevar y lee…

Yo tengo algo que decir, pero se lo diré en privado a Thais…😉

Sigue a Thais en su blog y descubre qué oculta esta belleza morena…

Bajo el edredón

Vuestra Bernice

La pequeña Anaïs

La pequeña Anaïs

 

 

La brisa se adentra por la comisura de la ventana, el sol resplandece. Parece ser que la lluvia de días pasados nos va a dar una tregua. Aún duermes, plácido y tranquilo, a veces te observo en silencio, admirando todo el esplendor de tu masculinidad, esa que me gusta tanto. A mi mente que es inquieta por naturaleza se le acaba de ocurrir una idea, cojo el móvil y busco a mi pequeña, Anaïs. Ella es mi sumisa.

No tarda en contestar con su acostumbrado “Buenos días, mi Señora”. Anaïs que lleva ese nombre, por la gran Nin, hace poco  que está en este mundo, en sí me estoy encargando de que aprenda todo lo que conlleva ser sumisa. Incluido el aburrido protocolo, pero que le voy hacer, me gusta que las cosas se hagan bien, y el BDSM es así ¿Si no que tendría de diferente con otro tipo de sexualidad alternativa?

Le explico mi idea para esa noche, como siempre me responde con su “Diossss” tan expresivo cuando algo le gusta o le excita. Me encanta jugar con ella, con el morbo, y provocar que se sienta especial, porque lo es. Cuando dejo el telefono, Anaïs ya tiene claro cómo va a ir la noche. Me giro y me estas observando.

—¿Con quién hablas tan temprano?

—Con anaïs— Te digo tranquilamente. Una sonrisa maliciosa se me dibuja en el rostro y el brillo de mis ojos no te pasa desapercibido.

—¿Qué has tramado? — Me acerco hacia ti y recuesto mi cabeza en tu pecho. Me gusta sentir el latido de tu corazón en mi oído, a veces me habla lo que tu callas. Me abrazas fuerte, como siempre, mientras esperas mi respuesta.

— Lo sabrás pronto.

—Miedo me das—Sonrío oculta entre los pliegues de tu piel, mientras tu olor empieza a despertar mi deseo.

Me das la vuelta de golpe, dándote  la espalda, mientras tu mano se pierde entre mi sexo húmedo y es inevitable acabar entregando el placer que me pide, una y otra vez, hasta que se cansa. Y entonces me mira con su típica y ladina sonrisa, y me dice;

—Ahora sí, Buenos días…

Lleva todo el día intentando sonsacar lo que se me ha ocurrido para la noche. Pero esa parte es mía, mi lado Dom,y sabe muy bien que no puede entrar, pero suelo compartir esos momentos con él. Es más divertido si jugamos todos ¿No crees?

 

Cuando ella llega puedo entrever su nerviosismo a través de su dulce sonrisa, sus ojos brillan casi tanto como los míos, me acerco lentamente a su boca húmeda y le beso, suave, sin prisas. Tener a anaïs me aporta la libertad en mi rol que necesito, es mi pequeña, dulce, dispuesta, pero también salvaje y excitante a la vez. Y aunque yo sea la Ama, la complicidad en mis juegos con  ella es lo que hace que funcione, entre mujeres nos entendemos muy bien y sabemos cómo provocar, crear expectación y transmitir sensaciones. El sexo por sí solo no aporta morbo, el juego, la trama, la sensualidad, el ambiente, etc es lo que consigue el verdadero placer de lo que vendrá o está por venir. Provocando, como a mi me gusta.

Rústic está sentado, le he dicho que espere viendo la televisión, leyendo o lo que quiera, pero no se puede acercar a donde estemos nosotras hasta que no le avise. Anaïs lo saluda con el respeto que se merece y mi Señor le devuelve el gesto con un suave  beso en la mejilla.

Me la llevo a la cocina, y allí empezamos a trastear entre ollas, cacerolas, abriendo la nevera, cerrando y preparando lo que será una cena especial.

Oigo de vez en cuando carraspear  a Rústic, estamos en sus dominios, y eso sin duda le pone nervioso. Pero cuento con eso, Anaïs va siguiendo mis indicaciones, voy jugando con ella, acariciando su cuello, besando levemente la comisura de sus labios, adentrando mi lengua en su boca y permitiendo que sus manos rocen mi cintura.

Cuando está todo listo, le digo que vaya a cambiarse a la habitación. Yo salgo a comprobar que mi Amo, está tranquilo, que sé que lo está, pero expectante por lo que he preparado. Me dirige su penetrante mirada nada más pasar la puerta.

—Ven aquí—Eso ha sido una orden. Puedo reconocer su tono de voz mientras sus ojos me miran fijamente.

Me acerco dispuesta a cumplir sus deseos. Me agarra del cuello y me devora la boca, de manera salvaje, sin dejar que pase el aire entre nosotros.

—Espero que valga la pena tanto lío— me dice soltando mi cuerpo de nuevo, y en ese momento, es cuando recuerdo porque le adoro. Todo él, es vicio puro y duro, excitante y morboso.

—No lo dudes— le digo con una sonrisa maliciosa.

Le dejo de nuevo esperando, sé que no le gusta, pero espero conseguir que disfrute de la velada. Entro en la habitación, Anaïs  ya se ha cambiado. Lleva una blusa blanca fina y transparente, debajo nada oculta sus pezones que encumbran despuntando su excitación, una falda corta y negra con unas medias de seda y liguero son su atuendo, el elegido por mí. Se pone los tacones, y con eso esta lista. Su media melena rubia se enreda entre mis dedos mientras la beso.

—Me voy a vestir. Ahora te toca a ti, haz tu papel.

—Sí mi Señora— sé que está nerviosa. Pero sin duda alguna, muy excitada.

Cuando llegó al comedor, ya cambiada, con mi vestido negro y mis tacones compruebo la cara de asombro que tiene Rústic, Anaïs está cumpliendo con su obligación  y está preparando todo y atendiendo al Señor como si de una sirvienta se tratase. Le Sonrío y le guiño el ojo, ella se acerca a mí.

—¿Quiere un cóctel  antes de que sirva la cena, mi Señora?

Rústic observa en silencio.

—Sí. Uno especial. Por favor— le respondo.

Va a buscar el cóctel y aparece con una bandeja donde lleva mi copa y un huevo vibrador. Mi malicia a veces no tiene fin, sonrío, me entrega la copa y deja la bandeja cerca de mí, se apoya en la mesa y abre sus piernas mientras Rústic observa, sin saber si decir algo o no, pero creo que le divierte ver el juego que nos llevamos. Rozo suavemente la entrepierna de Anaïs, me acerco a su sexo mientras le susurro algo al oído y ella asiente, meto mis dedos en su sexo húmedo, latente, excitado y le coloco el huevo, gime, se pega a mi cuerpo como una gata en celo, la aparto poco a poco…

—Con calma pequeña— Le cuesta controlar la excitación.

—Sí mi Señora— su voz entrecortada se pierde entre el sonido de la música.

—Recuerda. No se puede caer nada del servicio, pase lo que pase. Ves sirviendo los primeros.

Asiente y se dirige hacia la cocina. Yo me dirijo hacia mi Amo.

—Podemos sentarnos en la mesa, Mi Señor— Se acerca hacia mí, me levanta el vestido e introduce los dedos en mi sexo mientras sus ojos no dejan de mirar directamente a los míos.

—Creo que va a ser una cena divertida.

Cuando retira sus dedos de mi interior mis ganas han aumentado. Activa cada parte de mi cuerpo con tan solo  su presencia.

Él sabe lo que se hace, me conoce como nadie y yo estoy loca por él.

Anaïs sale con el primer plato, y activo a velocidad mínima el vibrador, da un pequeño respingo, toma aire y se acerca hacia la mesa donde estamos los dos sentados, uno frente al otro. Las manos temblorosas de ella casi no atinan a dejar el plato sobre la mesa, la observo con cautela.

-Respira, Anaïs, respira. Toma el control de tu cuerpo para mí.

Ella asiente y se mantiene allí de pie, mientras yo le sirvo a mi Amo e inicio una conversación de lo más banal. Mientras el vibrador va haciendo estragos en el cuerpo de ella que intenta mantenerse  relajada y en posición, tal y como le he enseñado estos días anteriores a la cena.

Acabamos el primero, le desactivo el huevo y le ordeno que nos sirva el segundo, tal y como le había dicho.

Se presenta solo con las medias, liguero y tacones. Deja el plato en la mesa y se coloca a mi lado. Las manos a la espalda, las piernas abiertas y mirada al frente.

La cena prosigue, mi mirada está perdida en tus ojos. Vas observando a Anaïs, mientras seguimos hablando.

De repente activo el vibrador a toda potencia, un joder, se escapa de su boca y pierde la estabilidad de su cuerpo, las contracciones en su sexo son intermitentes, rápidas, no la miro, no le digo nada, sus jadeos empiezan a ser seguidos, tú observas como su cuerpo se contrae mientras intenta mantener la posición, yo sigo cenando y hablando contigo. Controlo su respiración entrecortada, acelerada, su salvaje cuerpo empieza a no poder contener el placer. Me levanto, me sitúo detrás de ella agarro sus pezones con las yemas de mis dedos y los retuerzo, mi lengua recorre su cuello.

—Ahora Anaïs..

La sujeto mientras sus espasmos la devoran con hambre, saciando la que yo tengo y la que sé que mi Amo tiene.

Apago el aparatito del diablo y su cuerpo descansa entre mis brazos. Le ayudo a recoger el resto de la mesa, ha llegado la hora de servir el postre.

Cojo el chocolate fundido, las fresas y nos dirigimos a la mesa. Ella se desnuda del todo y se sube en ella, Rústic sigue mirando. Le preparo el postre, todo su cuerpo está cubierto de chocolate y dejo unas fresas de manera estratégica en su piel. Cuando se cree que ya está todo listo, me desnudo delante de él, me subo a la mesa y tal y como habíamos dicho entrelazo mis piernas con las de Anaïs juntando nuestros sexos.

—¿Me pones el chocolate Amo…?

 

El postre está servido!!!!

 

«Dame todo tu verdadero odio. Y lo traduciremos en nuestra cama. En una pasión nunca vista»

 

Vuestra Bernice

Festival Erostreet

Festival Erostreet

Creo que ha llegado la hora. Por si no lo sabes este año vuelvo a participar en el Erostreet Festival ¿Qué no sabes que es? ¡Ayyyy dios! muy mal hago mi trabajo si no te informo…

Empezamos por que conozcas un poco del festival ¿Te parece?

Así que sigue este enlace…

¿Qué es el Erostreet?

¿Qué te ha parecido? A que la idea es interesante. Pues sigo…

Me puedes ver aquí:

Nuestra compañera Iria Ferrari, organiza y modera este debate, que contará con la presencia de algunas de las sexbloggers más conocidas.

¿Cómo afecta el estrés y las obligaciones a la vida sexual?

Se dice que las generaciones más jóvenes tienen menos sexo porque ocupan mucho su tiempo en realizar otras actividades o en formarse.

Para hablar de cómo se vive la sexualidad en las generaciones más jóvenes, que nuevos desafíos se presentan, qué barreras nos quedan por derribar, cuales son los tabús que se siguen manteniendo y cuál es su opinión acerca de todo lo que se ha conseguido avanzar hasta ahora, tendremos a nuestras sexbloggers favoritas.

Participarán:

Moderadora: Iria Ferrari, autora de Relatos eróticos Iria, y colaboradora en diversos blogs.

 

SÁBADO 12 / 11.30 – 12.30 / AULA 1

netflix_and_chill

Por supuesto no te puedes perder conocer en persona a tus Sexbloggers. Así que hemos decidido montar un espacio en donde podrás encontrar a tu sexbloger preferida, saludar, tocar ( sin pasarse, ehhh) y llevarte un recuerdo con ella. Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras. ¡Te animas!

 

WhatsApp Image 2018-05-03 at 01.23.31

 

Te espero

Me gustará conocerte

Vuestra Bernice

 

Necesidad

Necesidad

Hoy simplemente escribo, por esa eterna necesidad que surge de la punta de mis dedos. Ese escalofrío que recorre mi espalda cuando transmito, más allá  a veces de que me leas o no.

Es como cuando siento la imperiosa necesidad de despertar mi cuerpo, con mis manos, pensando en ti. A veces me pasa, escucho una canción mientras hago cualquier cosa y en ese momento mi mente dibuja tu rostro, tu mirada.

Juega conmigo, mi amor, vamos a escribir esa historia que pocos se atreven. Deja que mi piel sea papel en blanco, deja que tu mente sea parte de la mía.

Y de mientras, déjame sin respiración entre tus brazos, juega conmigo. Pero no te creas que no pido nada a cambio, te pido que sientas como yo lo hago. Te pido esa ventana que has cerrado, te pido, porque sé que si no lo hago me ahogaré en el vacío.

No quiero ser un libro, con final feliz. Solo quiero ser una historia distinta para ti. Inventemos un nuevo amor, más allá de las normas. Hagamos un castillo de sutiles cadenas, de anhelo, de una necesidad real y palpable.

Quiero mecerme entre el oleaje de tu deseo, nadar a contracorriente a tu lado. Que mis dudas y miedos desaparezcan de tu mano, que la brisa nos susurré entre gemidos nuestros propios nombres.

Quiero gritar y no callar lo que por ti siento, que por más que no quiera ese fuego se aviva a cada segundo, a cada marca, a cada beso, a cada azote que me das. En cada gesto, en cada mirada que me provoca, en tu olor por la noche a mi lado, en cuando el sexo nos cubre de sudor, y la indecencia ha llamado de nuevo a nuestra puerta.

Juega, como yo juego simplemente, con los cuerpos que nos acompañen esa noche, siente, mientras no es a mí a quien tocas. Porque no es mi piel, pero tampoco es mi alma. Ni es tu piel, pero tampoco es tu corazón.

Pero no dejes de mirarme, no dejes que me escape. No me pierdas entre el deseo, no dejes de recordarme en la madrugada, en los desvelos y no dejes de recordármelo a mí misma, en mis lagrimas, en mi tristeza e incluso en mi incoherencia.

No te des por vencido en una batalla, siempre se puede ganar la guerra. Yo no lo haré, jamás. Pero bésame entre otras bocas y hazlo especial, no uno más. Porque tú lo eres, para mí.

 

Vuestra bernice

 

Sploshing, o el placer sexual de la comida…

Sploshing, o el placer sexual de la comida…

Nuestra mente e instintos suelen ir más allá en lo referente al sexo, y más si tú mente es perversa, como la mía. Uno de los placeres de la vida, a parte del sexo, es la comida. Y si eso ya lo mezclas, para mi es explosivo. Adoro comer (¡Sí, también!) por lo tanto esta práctica podríamos decir que entra dentro de uno de mis fetiches.El sploshing se engloba en la categoría de deseos fetichistas conocida como “wet and messy” (húmedo y sucio).

Hace poco con una gran amiga hicimos una grabación. Para el festival Erostreet. A Capi, le encanta también esta práctica. Solo os tengo que decir que se trajo dos plátanos y por supuesto leche condensada. El recuerdo no tiene desperdicio, risas, dos bocas, la suya y la mía y un plátano sujeto entre las dos, una mano inocente que dejó caer sobre la fruta y el rostro de Capi el preciado líquido que se derramaba entre nosotras, mientras nuestra boca devoraba con apetito el tan preciado fruto. Risas, muchas, casi insoportable de aguantar. Una imagen a la parte de sensual muy divertida, al final nuestras bocas acabaron uniéndose para acabar de limpiar a lametazos la adorada leche condensada….¡Ummm, que placer!

Esparcir diversos alimentos sobre el cuerpo, bebidas u otras sustancias para llegar a experimentar placer sexual, para mí, es sin duda un gran juego. Eso sí, es muy sucio y eso también le da ese morbo guarro que excita.

Para mí, no lo dudes, será una práctica que utilizare en breve para algún que otro juego, con una persona que en nada os presentaré.

 

Vuestra Bernice

WhatsApp Image 2018-04-17 at 10.45.30

Bizarra sensación

Bizarra sensación

https://youtu.be/uhtVOPl6qEg

El agua caliente cae sobre mi cuerpo, el vaho que desprende deja en el baño un ambiente relajado que acompaño con velas y música, necesito relajar mi mente, tranquilizar mi cuerpo, desactivar ese botón que has dejado encendido estos días contigo. Es indiferente lo lejos que estés, porque en mi piel aún te siento, en mí, en cada recodo de mi cuerpo, en cada roce de mis manos vuelo de nuevo a tu recuerdo, a tu olor, a tu voz guiándome. Esa parte de mí, esa sumisa que depende y necesita de los brazos de su Amo, ese deseo que una vez encendido es imposible de retener, ni tan siquiera de apagar, es como un fuego bizantino, inapagable, ni tan siquiera el agua consume ese deseo prendido en mi piel. Ese crecido anhelo que cada día cuesta más de alejar de mí, esas ganas de ser más y más. Ese ser que ama sin dudar, que se refleja en tu mirada, queriendo transmitir todo lo que siente a través de su cuerpo, sin palabras, aunque las susurre dentro de mí a cada momento. Y después ese vacío inexorable que me ahoga. Esas ganas a veces de gritar, de decir, de abrir más mis sentimientos, esos que reconoces en mí, pero que callas. Esa zona muerta en la que nos movemos, ese limbo en el cual paseamos juntos.
Me desprendo de mi propia piel, de esa que he dejado entre tus brazos, de esa que has rasgado con tus manos, quemado con tu ansía, esa que has vestido con tu saliva. Agonizo y desespero mientras te siento, de nuevo, con el deseo activo, anhelando cada gemido, cada orgasmo de placer que te has llevado en la tortura de tu cuerpo sobre el mío, en tu bizarra posesión. En ese primario sentimiento tuyo, en ese en el cual yo deambulo como único refugio factible que tengo. Donde las palabras dejan de ser, donde solo el aliento de tu voz susurrando es parte de mí, donde mi mente se cohesiona con la tuya.
A veces me siento perdida en mis propias divagaciones, sin saber, sin poder entender que soy o quién soy, es como si yo misma dejará de existir, como si fuera humo, algo tan efímero entre tus brazos.
Y aun así soy incapaz de escapar de esa tela de araña que me atrapa, paso de un estado de éxtasis total a otro que me engulle en una plena astenia, dejando laxo mi cuerpo, agotada mi mente y con dudas que me invaden, miedos que me atemorizan y pesadillas que me persiguen.
<< Pero estoy enganchada a ti, a tu voz, a cuando me ordenas; Ponte las medias y los tacones para mí. Así empieza…
Eso hago y un cúmulo de sensaciones empiezan a bullir en mi interior, mi cuerpo empieza a reaccionar, ya llevo unos días contigo y como siempre, tú intensidad, tu lado primal me domina. Te oigo preparar algo en la habitación de al lado, mientras me desnudo. Entras y me observas, no llevo nada más puesto, tu porte serio, tu forma de mirarme me provoca un estado contradictorio, deseo, expectación, nervios, temor (no a ti) a mí misma. Me llevas hacia esa habitación, me cubres los ojos y en mis muñecas me colocas las correas. Cuando acabas me diriges hacia la pared, donde unas argollas colocadas de manera estratégica sirven para colocar mis brazos abiertos y sujetarlos. Me quedo quieta, de espaldas a ti, y puedo escuchar tus pasos por la habitación. No tarda mi piel en recibir tus caricias, mi nuca en sentir tu aliento, tu voz en meterse en mi cabeza, con cada palabra, con cada respiración, con cada nuevo roce que pasa de ser suave a ser fuerte y rudo, que pasa de ser una simple caricia a un expuesto azote, no sé qué usas, quizà la fusta, quizà la vara, no me centro en eso, me has enseñado a sentir y eso hago, sin màs, siento sin saber, sin preguntar, solo me dejo guiar por ti, por tu respiración, por como tú sientes, por como tu cuerpo reacciona, por como tu respiración se acelera, por como tu miembro palpita contra mí cuando te apoyas apretando todo tu cuerpo, para que te sienta. Un proceso violento empieza a gestarse en mis entrañas, una fuerza se aviva, quema, me despierta de un letargo que solo se activa ante ti.

Me inspeccionas, reconoces en mi sexo la humedad que me provoca mi estado, me sueltas y me diriges de nuevo, guiando mi cuerpo, has dejado mis pechos cubiertos y apretados con tu cinturón, diriges mi cuerpo hacía una silla donde me apoyo, doblando mi espalda, frío recorre mi piel, mi sexo, mientras tu respiración sigue acelerada ¿Un hielo? calor mucho sobre mi espalda, cera, el olor a parafina se adentra en mis fosas nasales, tu piel ese olor tuyo se entremezcla, mi respiración se entrecorta….

En un momento estoy en el suelo donde me has hecho tumbar, luego a cuatro patas, como una perra, la tuya.

Algo se adentra en mí, con fuerza, no puedo me supera, te lo digo, me levantas, abrazas, nunca dejas que sufra, siempre estas atento a que mi dolor sea placer, tu placer si no es así paras. Me llevas a la cama, donde tus brazos me rodean de nuevo, me giras y en ese momento tu lado primal se alimenta de mi cuerpo sin cesar, sin dejar que respire, sin darme tregua entregandote una y otra vez el líquido que derrama el interior de mi ser, por ti, y mi deseo crece queriendo beber de ti, llenar mi boca de tu miembro erecto, fuerte, y lo hago dando esa parte de mí que sé que anhelas. Sé primal, me susurras…

Siempre intenso, siempre tú, quien es capaz de hacer sentir de esta manera, siente tanto que no son necesarias palabras》

Vuestra Bernice

Entrevista a Luis Gascón

Entrevista a Luis Gascón

El Bdsm es reconocido por su cuidado estético, sus prácticas, parafilias, etc..

Por esto mismo otorga a esta comunidad clandestina una marcada armonía  en sus fotografías, de entre fotógrafos que inmortalizaron a través de su lente esta perturbable belleza erótica, se encuentra Luis Gascon. Para mí, ha sido un placer trabajar con uno de los que reconozco sabe captar esa esencia oscura entre la que nos movemos los practicantes de Bdsm, buscando en su trabajo una marcada realidad que hace que su obra sea una genialidad de un gusto exquisito. Su blanco y negro, sus sombras, su perfección a la hora de buscar un encuadre, me dejaron sin palabras.

¿Me gustaría que explicaras a mis lectores tu trabajo como fotógrafo dentro del Bdsm?

Es un mundo que siempre me ha atraído por lo misterioso y excitante, es transgresor rompedor y sin embargo lo que para muchos seria violento incluso irrespetuoso se mueve dentro de una liturgia de absoluto respeto, todo esto como fotógrafo me dije, tengo que captar todo eso.

Tus fotos en B/n son de una calidad extraordinaria, distintas y las hacen especiales ¿Porque te decantas por esta estética?

La plasticidad del BDSM por impresionante y estética resulta sencilla por sí misma, porque la lo lleva innata de hecho mucha gente hace fotografía de este tipo por eso mismo se puede decir.” es muy agradecida” … pero ahí y por ello es donde decidí ver más allá, retratar la esencia, el sentimiento, “la erección de la emoción” provocando el instante, ser distinto…mostrar a estómago abierto el respeto, el dolor, el morbo, el sudor, la sumisión, la entrega, el placer… y todo esto en la misma digestión… me dije a mi mismo como coño lo hago en una sola foto.

¿Crees que la estética Bdsm está de moda? ¿Prefieres trabajar esta estética tan especial con practicantes reales?

La estética BDSM siempre ha estado de moda lo que pasa que mucha gente ni lo sabe, fijaros en los collares de arandela si hace años que los lleva la gente y muchos no saben ni que significan, y sobre hacer fotos con practicantes reales claro que esta brutal poder hacerlo y plasmar en mis fotos lo que quieren expresar.

¿Me gustaría que explicaras cómo pueden acceder mis lectores a contratar tus servicios de fotografo?  

Para contactar conmigo y ver mis trabajos,
en Instagram como luisgascon_photography
en Fetlife como luisgascon_photo
correo luisgascon.photography@gmail.com
telef 667777363.

Y por lo último ¿Tienes proyectos distintos en marcha?  

Proyectos siempre, es inevitable, en cuanto a cabo una cosa me viene a la mente dos o tres o más, en estos momentos dentro de mis proyectos estoy realizando un libro de poesía oscura en el cual hago la fotografía de cada uno de los poemas.

Conocer a este increíble artista sin duda es un placer, persona abierta, respetuosa, que plasma a través de su lente una verdadera obra de arte, dejando que sean los propios protagonistas que tomen la iniciativa, para plasmar así una realidad. Trabajar con él fue muy fácil, solo unas pequeñas indicaciones mientras nos dejaba hacer a nuestra manera, demostrando el verdadero sentimiento entre Amo y sumisa. De esta manera consigue evitar “cierto postureo” que para ser claros existe porque estamos posando, pero no de en ejecución como modelos, nuestra pose, nuestra fuerza es la real, la que nos surge por ser pareja D/s. 

Os dejo una muestra de su excelente trabajo. Deseando repetir con él y por supuesto nos encantaría que plasmara una sesión lo más real posible. Como siempre, sintiendo de verdad, demostrando como somos, dejando la piel en sentir. 

Vuestra Bernice 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.