La cena (Real)

La cena (Real)

Os pongo al día de cómo fue todo en lo real. 

Dave, es el anfitrión, y quien ideó la cena de Rol. En sí, es una cena de intercambio con otra pareja. El diablillo perverso de Laciter crea un grupo de wasap, y nos incluye a la otra chica y a mí, el otro invitado, la pareja masculina de M, no sabe nada de lo que va a pasar, se espera una cena de lo más normal.

Nos da indicaciones, durante toda la semana, incitando, excitando, provocando y nos pone de los nervios, tanto a M como a mi misma( mi papel, la espía)…

Yo siguiendo parte de sus indicaciones, hago los tres relatos anteriores, presentando a los invitados de la cena, en sus papeles, una manera de calmar mis nervios… escribiendo…

y ahora lo que pasó…

 Llego la primera a casa de Dave y justo en ese momento abre la puerta. Va aparcar el coche, pero me hace pasar primero; la sensación de frío en la calle a esa hora es palpable pero se pasa en el momento que me rodea con sus brazos y me besa. Me acompaña a dejar el abrigo y me vuelve a besar de nuevo. Creo que el cabrón me tiene el punto pillado pues se me eriza hasta el alma cuando me besa. 
No me voy alargar mucho, porque estoy segura que lo que os interesa es más la acción.  Esperamos con una copa de vino mientras acaba de preparar la cena, aunque os aseguro que con el delantal puesto esta de lo más sexy y te da ganas de comertelo entero. 

Cuando llegan y O descubre quien es el anfitrión y la otra invitada su cara es un poema, por decirlo de alguna manera, seguro que piensa —¡Hijos de puta, la que han organizado!— Pero aún está por llegar lo mejor, la presentación de Dave de todos los personajes, incluido el suyo y su cara de —¡Donde coño me he metido!— Pues no le queda nada al pobre.

La noche empieza con tensión incluida entre los tres invitados, el controlador disfruta de lo lindo, observando cómo nos mantiene a todos expectantes.  

La cena no tiene desperdicio, pero el silencio en la mesa tampoco. Dave le ha entregado una carta a O, con sus instrucciones para la noche. Tiene un secreto, uno que tenemos que averiguar M y yo, ya sea juntas como aliadas o cada una por su lado como contrincantes.

Dave tiene que intervenir ya que estamos paralizados y eso que no es la primera vez que estamos los cuatro juntos, pero el juego de rol nos supera, menos mal que el diablillo tiene salidas para todo y con cuatro preguntas nos mete  en el papel y empezamos a seguir el juego de manera más o menos distendida. La cena la disfrutamos mucho y el postre más,  M y yo repetimos de postre, compartiendo,  que rico el coulant…Mmmmmmmm

 

Iniciamos el juego, llevo mis vendas negras de raso y unas plumas para jugar, le doy las suyas a M, ella le venda los ojos a Dave y yo a O es el momento de provocar un poco a los chicos, jugamos con la pluma por su nuca — Es gracioso, los dos son calvos— así que se la pasamos por la cabeza, las dos somos cómplices en miradas y movimientos para con ellos. 

En un momento dado  abandono a O dejándolo expectante y me acerco hacia M y Dave, jugamos con él, ella tiene su pierna entre sus muslos, Dave le ha quitado el zapato y juega con su pie, las dos nos miramos ella desliza su pierna y yo pongo la mía en su lugar, Dave me quita el zapato y acaricia mi pie lo lame, me seduce, nos seducimos los tres…

Dejamos a Dave con las venda puesta y nos dirigimos hacia O, tenemos que descubrir el secreto que guarda celosamente, entre las dos; decidimos que será más rápido de seducir si nos aliamos, así que empezamos a poner nervioso a O, acercándonos a él, provocando que busque nuestra boca, que nos toque pero sin dejar que llegue a ningún sitio, provocando su deseo, sus ganas de profundizar más en nuestra piel, M lo conoce bien y sabe sus puntos débiles, así que no es difícil conseguir lo que queremos.  Lo que buscamos se encuentra debajo la cama de Dave, son dos rosas preciosas. Es un diablo detallista. 

Ahora toca seguir y Dave inicia el juego de las órdenes, las que nos mandó escribir en la semana de espera a M y a mí, más las suyas propias. 

Encima la mesa una carta que nos representa a cada uno, un dado decide la orden. El juego se inicia y el ambiente empieza a ponerse cada vez más distendido, la última carta, son las cuerdas de Dave, esta vez la atada será M. Así que pasamos al salón, donde disfrutaremos del espectaculo que produce ver al diablillo atar, sensaciones que he vivido en mi piel y que estoy segura que excitaran a M. 

Mientras Dave ata a M, nosotros hacemos fotos. Sé que sensación está experimentando, observamos en silencio, yo sigo el ritmo de las cuerdas de Dave atando su cuerpo, me encanta ese momento voyeur, me erotiza esa imagen del atador y la atada fluyendo, despertando sensaciones en su piel, transmitiendo con sus rostros, placer. 

La cosa fluye, Dave coge a O es hora de atarle, era algo que estaba programado. Empezamos a jugar, buscando el placer de nuestros cuerpos ya desnudos, besandonos, acariciando piel, transmitiendo deseo y placer. Hacemos lo mismo con  O que no se puede mover , le excitamos, jugamos, besamos… 

Hay un momento que soy yo la que juega con su miembro, mientras Dave y M , están a otras cosas, lamo, succiono, la excitación se ha apoderado de nosotros…  

Dave desata a los atados y seguimos entrelazados, uniendo cuerpos, mezclando deseo, confundiendo pieles y compartiendo momentos…

No es necesario explicar con pelos y señales que pasó, creo que sabemos bien a dónde lleva todo este preludio de sexo….

El punto divertido de la noche lo pusimos cuando Dave sacó sus juguetitos, flogger, pala, etc… En ese punto la que se puso de “sumi”  fui yo, jajaja. Si querían ver cómo se azotaba, lo vieron y bien… 

Después y no muy segura de ello se puso M, que se relajo cuando supo que era yo la que le iba a  azotar, ella ya había probado conmigo después de las explicaciones de uso de Dave, de cómo y dónde golpear. 

Una noche sin duda excitante donde no faltó la diversión, las caricias, los besos compartidos, las sensaciones… 

Gracias a Dave por invitarme… 

Gracias a M y O por su grata compañía, espero veros de nuevo… 

 

Hasta la próxima

Bernice

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios en “La cena (Real)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s