Siente me dijo…

Siente me dijo…

 

WhatsApp Image 2018-02-11 at 20.21.38

Necesito bucear en mi cabeza hacer una inmersión en la fantasía y dejar que me lleve lejos muy lejos… Hasta ti…

Son de esos sitios oscuros, irreales, de los que no te dejan indiferente cuando los pisas, la música de fondo acompaña mi entrada por un pasadizo solo iluminado con velas; al fondo del mismo se abre una gran sala, un poco recargada para mi gusto, el olor a sexo se ha infiltrado en las paredes y es lo único que se respira siendo casi insoportable no saturarse de tanta exudación y cuerpos vagando por la sala con la mirada inyectada en deseo, lujuria y placer.

No sé si me siento cómoda o no, una parte de mí avanza sin miedo, pero la otra se encuentra en alerta ante el más mínimo roce por parte de esos cuerpos casi inertes, efímeros, que se desplazan en una nube de pasión, son como ángeles entregados al perverso deseo de un demonio; que los embauca que los transforma en un recipiente carnal de lasciva para su puro placer.

Vaporuos , conozco esa canción, lleva días acompañando mi mente y ahora suena para envolver mi cuerpo mientras me adentro cada vez más y más en ese extraño lugar, dejando que mis pies caminen solos, que mi mente no piense en lo que fui, en lo que soy o en lo que seré …

Te busco entre las sombras, pienso en ti en ese extraño lugar, al fin y al cabo, estoy allí para ti.

Unos ojos oscuros, una mirada entre las sombras, una necesidad me empieza a rasgar las entrañas mientras intento ahogar el grito que de mi garganta quiere escapar, dejando que su eco rebote en mi interior, partiéndome en dos, porque reconocería esa mirada entre un millón.

Y me siento un ángel caído, deambulando sin fuerzas en dirección a esos ojos que me atraen con ese magnetismo tan especial, tan suyo, sin poder dar marcha atrás.

De repente sentí la necesidad en mi nuca, una que se iba deslizando por mi espalda hasta convertirse en un escalofrío, temblé cuando sus brazos me rodearon, cuando su voz susurro mi nombre de sus labios que calientes resbalaban por mi piel, dejando su aliento y humedad en mi cuello, atravesando mi alma y acabando sintiendo su tacto en mi entrepierna, que poco a poco se iba mojando mientras sus dedos buscaban retorcer mi existencia entre sus brazos, mientras la gente nos observaba y sus perras se acercaban acechándome como lobas hambrientas a las órdenes de su Amo.

Me revolví y lo hice como nunca, sabiendo que no le gustaba ese comportamiento, mientras ellas me sujetaban y su “QUIETA” resonaba en el aire. Ninguna mujer me sujeta, lo sabe, pues solo él tiene ese poder, solo mi Amo; su mirada socarrona indicó que el juego había comenzado. Me soltaron a mi orden, él sonrió, nuestra fantasía se iniciaba y mis perritas empezaron a rondar a mi lado mientras él se sentaba en su cómodo sofá y alrededor la gente observaba el espectáculo.

Abrí mis piernas sin dejar de mirar a sus ojos, una de ellas se puso debajo de mí, tirada en el suelo, mi cuerpo bajo lentamente hasta su boca, su aliento caliente empezaba a vagar por mi sexo. Decidí acercarme muy lentamente sin dejar que su lengua que luchaba por lamer mis pliegues se acercará lo suficiente, mi cuerpo ascendía y descendía quitando el caramelo que ella tanto deseaba probar mientras podía observar el deseo encendido en los ojos de mi Amo, pero quería provocar su fuego, despertar su más primario sentido carnal para mí, para cuando estuviéramos a solas…
La otra mujer me agarró por detrás, apretando fuerte mis pechos, sonreí y me dejé caer sobre la boca de la que estaba debajo de mí, sin dejar de mirarte, sin dejar que nuestro contacto se perdiera, mi placer es su placer y como tal para él tenía que ser, podía notar su excitación en su mirada, podía sentir su miembro palpitar dentro de los pantalones y sentía la necesidad de acercarme de arrodillarme a sus pies y de lamer lentamente, poco a poco, como le gusta su polla; pero esperé me deshice entre los labios de la chica, mientras ella me lamía y la otra tiraba de mis pezones… Le di lo que deseaba, mi placer…

Vuestra Bernice

 

Un comentario en “Siente me dijo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s