Fantasías… O como poner picante a tu imaginación…

FantasiasIN

Que todos tenemos fantasías es indiscutible porque quien me diga que no… ¡No me lo creo!

¿Pero porque tenemos fantasías? Te has parado a pensar en un momento el motivo…

De niños fantaseamos, inventamos, y montamos historias con personajes e incluso pasamos por esa etapa de amigo imaginario. Pero de mayores con la madurez se puede tener tendencia a pensar que esa etapa la dejamos atrás,  pues no, es una capacidad que tenemos los seres humanos y que se puede usar a lo largo de la vida. Unos quizás la tenga más activa y otros la usen menos.

Fantasear es usar la imaginación, imaginar otras realidades que se viven en la mente.

En el plano sexual usar esa imaginación, esa fantasía dejando que nuestros pensamientos eróticos se disparen puede resultar muy excitante y a la vez si se sabe entrelazar mente y cuerpo se puede desencadenar una respuesta sexual muy placentera.

Nunca te has parado a pensar que las fantasías evolucionan como lo haces tu mismo/a… Pues si. El desarrollo de las mismas están relacionadas  con el propio desarrollo sexual de la persona, y a su vez con las propias experiencias que se van viviendo. Una vez abierta la caja de Pandora de las fantasías, vas buscando fuentes de inspiración que te ayuden a estimular esos momentos. Como digo siempre, se tiene que tener el cargador lleno para disparar ese estimulo en busca del placer.

¿Cómo son esas fantasías?

Es interesante entender que partiendo de la base en que en la mente todo vale y que la temática puede ser muy variada como los gustos de cada uno, fantasías pueden haber de todo tipo.  Pero sin embargo hay una clasificación que me gusta bastante y que puede aportar un conocimiento más profundo sobre la propia sexualidad.

Como nos explica Maltz, las fantasías sexuales se pueden clasificar en fantasías noveladas y fantasías no noveladas.

 Las fantasías no noveladas.

Estas fantasías están totalmente unidas a las capacidades sensoriales que tenemos los humanos. No son historias como las anteriores, sino que son estímulos visuales, auditivos, táctiles, etc. los que nos provocan placer al imaginarlos en la mente.

 

 Las fantasías  noveladas.

Estas son las que más me gustan y las que yo más tengo, jajajja, será por que soy escritora.

Se desarrollan como una verdadera historia, con personajes y relaciones entre ellos. Los papeles del protagonista, por lo general varían desde la dominación, donde el poder y el control son los elementos característicos, hasta un dulce y bonito papel de amado, donde el cariño, la intimidad o la atracción espiritual predominan.

¿Qué ventajas tienen las fantasías sexuales?

 La mente es el motor más importante de activación sexual.

Mejoran la autoestima, ayudan a ensayar posibles prácticas, con ellas puedes acabar superando limites, son creaciones personales y las podemos modificar al gusto. Es una técnica sencilla, creativa, ¡¡¡GRATIS!!!!!

 

FANTASÍAS DE LECTORES QUE HAN QUERIDO COMPARTIR!!!!

  • Dominación, sumisión.
  • Tríos HHM y MMH
  • Vouyerismo
  •  Burlesque
  • Sexo con la novia en su boda

¿Y tú que fantasía tienes?

 

 

Referencias bibliográficas:

  • Maltz, W, y Boss, A. (1998). El mundo íntimo de las fantasías sexuales femeninas: un viaje de pasión, placer y autodescubrimiento. Editorial: Paidós Iberíca.

 

Vuestra Bernice

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s