Resaca emocional

¡Tengo abandonado el blog!

Pero es por una buena causa. Estoy de cambios. Nada grave, en serio. O eso creo… ¡Jajajaja!

Primero os pongo un poco en situación y después nos liamos con el post de HOY.

Cierro un ciclo como Bernice, ese seudónimo que me ha acompañado durante casi cinco años. Toda mujer tiene muchas mujeres en su interior, en sí somos cíclicas.

Y con la nueva novela que estoy escribiendo, nace Ola Vind. Y esa es la mujer que va a escribir a partir de ahora. No voy a decir más. Iras leyendo y verás, percibirás, notaras los cambios. Tú solo sigue tu intuición y verás a donde nos lleva esta nueva mujer que crece en mí.

Y AHORA EL POST… 

 

5.5-alcohol-girls-drunk-jim-bean-jack-daniels-black-white-copy

Devoro diversas lecturas a veces de manera obsesiva. Y hace unos días cayó en mis manos el rollo este de la resaca emocional. Que no tiene nada que ver con las resacas de cerveza en las terrazas en verano, pero sí que mucho en común. ¡Alucinante!

Esto pasa porque quedas con colegas y te da por hablar de mil historias, la mayoría de ellas tienen que ver con relaciones, parejas, amigos, poliamor, bdsm, almas libres, vientos del norte… Vamos filosofas mientras la cerveza se sube a la cabeza…

Y luego lees diversas investigaciones donde unos neurocientíficos,  dicen que existen las llamadas RESACAS EMOCIONALES. ¡Y yo con la resaca de la cerveza! ¡Oh my Good!

Y según dicen; Son experiencias producidas por emociones muy intensas, que nos sacuden, y nos hacen vibrar ( Me encanta vibrar)

Pero como todos sabemos las resacas de alcohol son horribles. Dolores de cabeza, malestar, estas que no estas, sensación de no poder con tu vida e incluso ganas de morirte y la frase tan típica ¡ Ya no bebo nunca más!

Pues agárrate porque las emocionales son mas de lo mismo. ¡SÍ! 

Las resacas emocionales nos hacen sentir irritables, cansados y con la sensación de tener la mente enturbiada.

Y estás queridos, son inevitables. Con el alcohol pues no bebes y listo ( Difícil pero no imposible)  Pero con las emociones no podemos controlar lo que vaya a suceder y siempre hay algo que ocurre de manera inesperada y ¡ZASCA!

Las emociones de la índole que sean generan una gran resaca de la cual a veces no somos conscientes, pero de un modo u otro afectan a nuestro pensamiento, atención y memoria.

Es importante entender que las emociones no son negativas, lo negativo es la carga de esa resaca emocional, la cual si  no sabemos gestionar nos lleva a un desgaste físico, mental y podemos incluso ser capaces de entrar en bucle siendo sometidos a esa emoción, que nos afectará provocando tristeza, malestar, etc…

Para que esto no suceda es importante tener claro que esa emoción que en un momento dado te ha afectado dejando esa residual resaca puede acabar, pero para ello debes de conectar contigo mismo y acabar con la situación que te genera daño o malestar.

Las resacas emocionales pueden ser diversas, relaciones amorosas, de amistad, cambios de trabajo…Etc… No hablo solo de emociones amorosas. Todo lo que te afecte en una emoción intensa, en un cambio cíclico puede alterar y conllevar ese momento residual de resaca.

¡¡¡Así que vamos a tener en cuenta este proceso. Y no alargar demasiado una resaca emocional…!!!!!!

 

OLA Mariposa-Violeta

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s