¿Va de lobos?

¿Va de lobos?

lobo_002

 

<<Esta es una fábula, una contada por una de tantas caperucitas que rondan por el reino oscuro. Ella se mueve entre sombras, ofreciendo su ser, su entrega más preciada a ese lobo que la reclama… 

La camada es grande, debe de elegir bien pues entre ellos no todos son de corazón noble, los hay que tienen el alma ennegrecida y se dedican a cazar almas puras de “niña” para llevar a su morada oscura y enmohecida…>> 

 Camino sola, la noche es parte de ese bosque que engulle el sendero con su tenebrosidad, mientras me dirijo a ese lugar en donde sé que debo de estar y solo me acompaña el crepitar de las hojas secas a mi paso. 

Dentro de ese reino me ha advertido muchas veces mi abuelita que hay lobos y que esa camada a la cual nos entregamos para ser guiada es la que debo de encontrar. Pero también me ha avisado de la camada oscura; una que no respeta las normas establecidas entre los dos clanes, una que hace uso de magia negra para llevar a su camada a las niñas que son predestinadas por su esencia a ser parte de la camada blanca… 

Pero yo he sido instruida y he leído todo lo que tenía que leer en los libros que mi clan usa para aleccionar a las caperucitas, sé que hay lobos que con su magia son capaces de transformarse en lobos blancos, pero estoy segura de saber reconocerlos, es bien sencillo en cuanto se salten algo del protocolo ¡Zas! Pillado…Seguro ¿No?… 

Prosigo con mi búsqueda en la fría noche, pero sé que en cuanto de con Él, con mi lobo, el que me toca, mi duro camino habrá acabado. Puedo escuchar entre los sonidos entremezclados de la noche los aullidos a lo lejos, debo de estar cerca, según mi abuelita ellos nos buscan, necesitan a su caperucita para poder ser Amos en la camada.  

Ella lleva años encargada de aleccionar a más caperucitas, ella misma fue víctima de joven de un lobo negro y eso que antes eran una camada pequeña y más fácil de reconocer, pero aun así muy capaces de engañar y mi abuelita en aquella época estaba deseosa de encontrar a su lobo – Las prisas nunca son buenas – le decía entonces su madre, pero ella era así, impredecible, sensible y quizá demasiado confiada.  

Después de lo que pasó no volvió a ser la misma, por mucho que lo ha intentado ha sido incapaz de entregarse de nuevo por completo a ningún lobo, en sí ella se disfraza a diario de loba y es aceptada por la camada con su nuevo rol, porqué quizá es necesario una loba que cuide de las caperucitas… ¿No crees?   

Sigo andando mientras recuerdo y también aprovecho para repetir en voz baja  las lecciones de mi abuelita, pero llevo un rato inquieta y me cuesta centrar mi mente, supongo que será por adentrarme en este mundo aún desconocido para mí, sé que el camino es arduo y que no es fácil ser caperucita, solo unas pocas elegidas acaban siendo parte de ese mundo tan especial y cada una suele ser a su manera, no todos los lobos son iguales, ni todas las caperucitas, es una unión en donde según consenso eligen prácticas que llevan a cabo en común, yo aún no sé hasta donde puedo llegar y mi abuelita me dijo que mi lobo me guiaría.  

Por mucho que intento despejar mi mente, centrarme en lo que me ha llevado hasta allí, sigo teniendo esa sensación; es como una presión en el pecho, tal vez sean los sonidos de la noche o el estar sola, pero siento una presencia, algo o alguien me observa y esa sensación no acaba de hacer que me sienta cómoda. Intento alejar ese presentimiento que me acompaña, estoy segura que son solo nervios o por lo menos eso quiero creer.  

<< Tengo un hambre voraz; hace rato que la vigilo y ella ni se ha percatado. Pobrecita niña inocente…tan sola…y bien enseñada. Mis buenos modales, palabras suaves y dulces, la traerán a mis pies…donde debe estar. ¿O no?>>…. 

La noche es cada vez más cerrada, solo pienso en llegar donde la manada y descansar, sé que allí me darán de comer, además de ofrecerme alojamiento, a partir de ese momento podré conocer a los lobos que buscan a su caperucita y decidir o simplemente lo que me dicte el corazón, porque estas cosas nunca se saben. 

Un crujido suena detrás de mí y puedo sentir su aliento calentando mi nuca, un escalofrío recorre mi espalda, mi cuerpo está completamente paralizado, la saliva discurre por mi garganta como si de cristales se tratasen, cierro los ojos intentado evadirme de ese bosque y del terror que me ha dejado petrificada, pero al abrirlos de nuevo delante de mí puedo ver a un gran lobo, con un pelaje gris perlado de ojos negros y brillantes, que me observa sonriendo; aunque algo me dice que no me fíe, aún estoy lejos de la manada y no entiendo que hace ese lobo gris suelto por el bosque, que busca en esos caminos oscuros y porque se encuentra allí, entonces recuerdo que hace rato que siento una presencia que me incomoda, que ha estado al acecho tras los arboles… 

Se acerca, me rodea, me observa no deja de girar sobre mí, sin dejar casi espacio entre él y yo, me siento presionada, confundida, empieza a recitar bellas palabras sobre mi pelo, mi esencia de caperucita; que no ha podido resistir la atracción de mi piel, que estamos predestinados, etc… 

Yo quiero ir hacía la manada, ver a otros lobos, pero tanta palabrería empieza a confundirme, me siento abrumada. Se para frente a mí y se eleva dejando a la luna oculta por su cuerpo y una gran sombra lo cubre todo… 

<< Dulce niña acércate sin miedo, te enseñaré todo lo que debes saber, pues soy serio y fiable, nada malo quiero para ti (decía mientras clavaba sus garras en mis hombros haciendo que cada vez me agachara más, casi arrodillada, sintiéndome pequeña a su sombra. Su mirada, negra como él carbón, me tenía hipnotizada…) Todo lo que de mi aprendas es lo real, él resto, tus lecturas, tu abuelita…mentiras para confundirte!!… Ríndete a mí, pequeña…haré que conozcas un nuevo mundo… (ríe mostrando sus colmillos…)>> 

Siento mi cuerpo alicaído, es como si su sombra ejerciera el poder de anular mi raciocinio, no consigo salir de su dominación, o lo que sea, pues me siento acongojada, algo no acaba de cuadrar en su forma de hablar, en cómo me presiona, en cómo me mira, pero yo no acabo de salir de su fuerte magnetismo… 

Caigo, caigo…es un gran pozo, uno sin fondo… no sé cuánto tiempo llevo allí, las laceraciones de mis muñecas por las cadenas empiezan a infectarse, creo que mis ojeras delatan las noches sin dormir, las noches en vela, el gran lobo gris sigue insistiendo en sus enseñanzas, en que olvide lo aprendido, en que solo le haga caso a él…no me deja acercarme a la manada y me mantiene oculta, sus castigos son a veces sin sentido y yo no los entiendo; como tampoco el que me diga que no sirvo para caperucita. 

¡Quiero huir! Esto no es lo que yo creía, no quiero que me arrastre más a su mundo…Lloro y lloro, la impotencia me invade, como después de tanto, de la ilusión que tenía por encontrar a mi alma gemela en este mundo, me pasa esto… ¿Por qué? 

Recuerdo lo que me mi abuela me decía, huye de los lobos negros que dicen ser lo que no son, ellos te harán daño, intentaran doblegar tu alma a la fuerza, ellos solo piensan en sí mismos en su satisfacción, son egoístas, son machistas, no son Amos, no son camada, no son LOBOS BLANCOS… ¡Huye pequeña, huye!!!! 

 Por fin lo he entendido, no soy yo, es él. Me levanto del suelo donde he yacido de por días, semanas, meses, he perdido la cuenta de las lunas que han asomado a la pequeña ventana que tenía en esa mazmorra, sucia y fría. 

Saco fuerzas de donde ya no creía que tenía, mis muñecas duelen, gimo de dolor, un halo de luz entra por la ventana e ilumina mi demacrado rostro que se releja ante el espejo mugriento que tengo en frente, ya no me salen más lágrimas el ver mi estado lamentable; es más que suficiente para que sin saber cómo ni porqué las cadenas que me sujetan se abran… me siento liberada, el Lobo que me observa deja ver su verdadero rostro, siento repulsión ante él. 

Me dirijo a la puerta, a la ansiada libertad, sé que ese perro pulgoso me sigue, pero no le tengo miedo y él ha perdido su poder, ya no es grande más bien al contrario es pequeño, mugriento y de triste alma… 

Cuando abro la puerta una luz cegadora me ciega, el calor del sol se posa sobre mi fría piel aportando una sensación de calidez olvidada, un abrazo que hace tiempo que necesito. Al abrir los ojos puedo ver delante a varios lobos, hermosos, blancos, con ojos brillantes y mi abuela está al lado de ellos… 

Me doy cuenta de que por fin he encontrado la verdadera manada, la que protege a sus caperucitas, las que son familia, entre ellos seguramente estará el verdadero lobo al cual pertenezco al que mi entrega le hará Amo… 

 

Este cuento es algo más, es una manera quizá de explicar algo que muchas sumisas conocen de este mundo de redes sociales… dentro del Bdsm hay lobos, sí, pero cuidado con el lobo que te acompaña en este camino … No confundamos.

Vuestra Bernice

Sir Hades y su Bricobdsm

Sir Hades y su Bricobdsm

25507977_403268176771329_3508752361444673052_n

En nuestro mundillo bien es sabido las herramientas que usamos, algunas o las mayoría se pueden comprar en sexshop etc. Pero creo que la verdadera esencia que poseemos en el BDSM, ha dado lugar a distintos artesanos, que dentro de nuestra comunidad hacen trabajos manuales excelentes y de gran calidad. En este caso te voy a presentar a Sir Hades un Caballero al cual le acabé pidiendo una de sus palas al comprobar  el gran trabajo que realiza con la madera, y la implicación sentimental que muestra en cada uno de sus artesanales trabajos.

Lo que me encanta de Sir Hades, a parte de la implicación, es que le gusta tanto el trabajo que realiza, que puedes ir viendo el proceso del mismo en vídeos que va subiendo a su página y a su propio perfil. Hace un seguimiento y te pregunta como lo quieres, tamaño, color, etc …

Así que te puedo decir que el trato es 100% personalizado. En mi caso, dejé que acabara mi pala a su gusto, más que nada porque como persona creativa que soy me apetecía que su trabajo, fuera así, algo creativo por su parte. Eso si me toco sufrir porque no pude ver el resultado hasta el momento de la entrega, en un local de Barcelona, donde por fin nos conocimos en persona. Pero no me defraudo y estoy encantada.

Hades Bdsm

En este enlace podéis conocer su trabajo que indudablemente recomiendo…

Os dejo estas fotos de mi pala…

 

 

24/7 Día internacional del BDSM

24/7 Día internacional del BDSM

334

Como cada 24 de julio, por el simbolismo de su fecha, se celebra el Día internacional del BDSM. 

No quiero ahondar demasiado en el tema a nivel histórico porque se me iría de la mano.  Como siempre quiero dar la información de la manera más sencilla posible, y sin saturar al lector con datos y más datos que quizá le hagan un lío.

Vuelvo a recordar que el término BDSM , se emplea de manera incorrecta como sinónimo de sadomasoquismo S/M. En sí su razón de ser fue precisamente para distinguir la S/M de las  prácticas y fantasías eróticas en torno al Bondage (palabra inglesa que hace referencia a las “ataduras” físicas -con esposas, sogas, cadenas, etc.- y simbólicas -a la hora de la repartición del rol de Amo y esclavo-) y la Disciplina (que remite a los azotes eróticos propiciados con la mano o con algún instrumento adicional). Todo el mundo coincide en que la sigla apareció por vez primera en abril de 1991 en el foro alt.sex, pero dado que el acrónimo abarca términos muy dispares, no es fácil dotarlo de una historia que ponga a todo el mundo de acuerdo.

La (sub)cultura BDSM se asienta sobre 3 pilares: el fetichismo  europeo de finales de los años 20, el estadounidense desde 1934 y el movimiento Leather, a partir de los 50.

Desde hace unos años, el 24/7 se considera el día internacional , por su significado. Para quien no lo sepa; la fecha 24/7 recuerda la idea de ‘sumisión’ o “transferencia de poder” las 24 horas al día, 7 días a la semana.

Podemos estar o no de acuerdo con el 24/7 como modo de vivir el BDSM, hay quien dice que si no se vive de esta manera no tienes esencia Bedesemera, y tu actitud es más de Kinky que otra cosa. Pero como todo el colectivo es amplio. Y tengo que decir que somos muy respetuosos a la manera de vivir de cada cual.

Sea como sea, ese día se celebra dentro de la comunidad nuestro día internacional.

Con diversos eventos en locales, fiestas privadas, etc…

Dentro de los locales. Hoy os voy presentar el más abierto de todos de cara digamos al resto de la gente que no son del colectivo. El Club Rosas Cinco

Esta es una de las muchas opciones para disfrutar de nuestro día internacional del BDSM.

 

 

36544554_944320942396460_6582222683189018624_n

 

Vuestra Bernice 

Rueda de Wartenberg

Rueda de Wartenberg

 

DSC_0033

Qué tal si llamamos a las cosas por su nombre

¿Sabemos lo que usamos? ¿Para qué sirve? ¿Eres novato en este mundillo y no tienes ni idea?

¿Qué es la rueda de Wartenberg y para qué sirve?

La rueda de Wartenberg es un utensilio médico para uso neurológico. Fue diseñado originalmente por Robert Wartenberg para comprobar los reflejos nerviosos o sensibilidad fisiológica a los estímulos.

Pero dentro del BDSM es una herramienta erótica en juegos de sensación.

La experiencia varía mucho en función de la presión. Si se aplica suavemente el resultado es un cosquilleo masajeador que nos hace tomar consciencia de nuestra piel a lo largo de todo nuestro cuerpo. Si se aplica fuertemente puede llegar a causar un dolor sensual. Siempre se tiene que tomar consciencia con la piel a la hora de empezar una sesión, en todos los casos entraran diversos factores a tomar en cuenta.

s-l300

¿Qué sensaciones queremos provocar? ¿Como es el sumiso/a que tenemos a nuestro cuidado?

Me encanta usarla, provocando que la piel se estimule y se active. Una manera ideal es combinar la privación visual con el efecto metálico de la rueda, e incluso combinando los efectos de frío, si la metes en el congelador o de calor y la dejas un rato en agua caliente.

Como he comentado las sensaciones pueden variar según la presión ejercida sobre la piel, y lógicamente según  la persona con la que juguemos podemos apretar más o menos.

Deslizar las púas de manera suave y constante por el cuerpo, estimula la epidermis, te puedes dar cuenta de ello solo viendo el reflejo que provoca sobre la piel. La excitación es un acto reflejo que podemos reconocer en forma de “piel de gallina”  y con la rueda podemos sin lugar a dudas provocar esas sensaciones placenteras dentro de nuestro juego. No te dejes una sola zona por recorrer, incluso los genitales, siempre con sumo cuidado y según la persona a la que estés practicando este sensual juego.

Ejerce cierta presión sobre la piel, presión tenaz y necesaria como para poner a prueba la sensibilidad de nuestro sistema nervioso y ves probando sensaciones, observando como reacciona la persona. Las primeras veces sienten respeto por el instrumento, pero te puedo decir que cuando lo prueban quieren repetir.

Dentro de los juegos ya entra tu imaginación, la fantasía que provoques y el morbo que quieras crear.

Recuerda jugar con la expectación y las sensaciones serán mayores.

 

 

Vuestra Bernice 

 

El aprendiz

El aprendiz

Te excita, te provoca que juegue con tu mente. Qué me disfrace de niña buena, mientras arde tu piel con esas ganas que te provoco cada mañana.

Me visto de deseo, provocando, excitando, sin dejar que llegues a mí. Sin dejar que tus manos recorran mi piel, es mi juego. No quiero más que sentir como eres incapaz de contener esas ganas que sé que me tienes, niño…

Juegas a querer ser aprendiz, a querer establecer un rol a mis pies… Y crees que eso es fácil.

Mi mente no es tan sencilla, mi juego no es una apuesta ganadora o vencedora. Quizá yo decida ser esa reina que mora en tu pequeña morada, o tal vez te dejé con las ganas puestas.

Sea como sea, aprendiz, has ganado un puesto en uno de mis textos…

¿Quieres jugar? Juguemos, empiezo yo… Busca la manera de entrar en mi mente, llena mis vacíos de excitantes juegos inmorales. Aprende a saber cómo siento y en esa oportunidad que te doy, tal vez consigas llegar hasta mí…

Juego de Rol

Para cualquiera que no sepa, esto es un juego de rol… Donde yo estoy ejerciendo la dominación sobre alguien que quiere entrar e interactuar en mi mundo…

Lo principios de cualquier juego deben de ser pautados, marcados, lentos, morbosos y seguros. No sé domina sin antes establecer un vinculo. Para esto usamos nuestra mente, entrando en la del sumiso, provocando esa excitación que le lleve a no tener control sobre sus ganas de entrega. Pero siempre poco a poco… Dejando claro quien manda y hasta donde vamos a llegar en cada momento. Si se establece ese vinculo, todo irá rodado, y poco a poco las sensaciones se disfrutarán de manera más continua. Generar necesidad es parte de algo que acaba siendo más mental que otra cosa…

Por eso en estos pequeños post…

Os iré avanzando como me va con el aprendiz…
Vuestra Bernice

Átame

Átame

El Shibari (縛り, literalmente “atadura”) o Kinbaku (緊縛, literalmente “atadura tensa”) es un estilo japonés de bondage que implica atar siguiendo ciertos principios técnicos y estéticos, y empleando cuerdas generalmente de fibras naturales.

Mientras que shibari define la acción, el kinbaku se refiere al arte del encordamiento. Es importante resaltar la diferencia de concepto entre el shibari japonés y los cordajes de orientación occidental (Bondage), que solo pretenden generalmente la inmovilización del sujeto atado. El arte del shibari no implica forzosamente la inmovilización y tiene también otros aspectos, como la calidad estética del conjunto cuerda-atamiento-sumisa o sumiso, el plano triangular formado por el maestro, la persona atada y el espectador (muy importante en la tradición japonesa) y tiene, además, muy en cuenta el efecto energético –negativo o positivo- sobre ciertos puntos del cuerpo de la persona entregada al maestro, relacionados con los meridianos energéticos del cuerpo humano según la tradicional medicina oriental. (Midori: The Seductive Art of Japanese Bondage, 2002)

Una atadura es un abrazo fuerte

¿Por qué resulta erótico inmovilizar o restringir el movimiento? Para la persona atada, el efecto es en parte físico: la presión de las cuerdas sobre puntos sensibles y zonas erógenas, el roce que puede ser suave o áspero según el tipo de cuerda…  En una suspensión entra en juego la ingrávida sensación de volar y perder los referentes; en una atadura sobre tatami o una cama, el sentirse manejada, empujada, acariciada por las cuerdas. Los efectos psicológicos son potentisimos y a veces contradictorios: el chorro de adrenalina al sentirse indefenso y a la merced del atador, frente a la relajación y confianza de saberse en buenas manos y poder librarse de toda responsabilidad y vergüenza (“no puedo resistirme al placer que se me proporciona”). Como sostiene el propio Araki, atar fuertemente es abrazar… Las cuerdas se convierten en una extensión de los dedos del atador.

 

IMG-20180331-WA0023

Breve Historia

Inventada como una técnica de sutil y muy codificada forma de tortura y apresamiento de prisioneros, que solo podía ser ejecutada y enseñada por un guerrero samurái, el shibari se construía por etapas, con una considerable atención a los tiempos: primero se inmoviliza el tronco, luego nalgas y vientre y finalmente se inmoviliza el cuerpo en su conjunto.

Erotismo y placer…

¿Y qué hace el atador cuando tiene a la “víctima” a su merced? ¿La azota? ¿La acaricia? ¿La fotografía? ¿Folla con ella? ¿Deja que vuele? ¿Le venda los ojos para que se aísle del mundo exterior y se cueza en su propia salsa? Pues todo, parte o nada de lo anterior, dependiendo de la relación existente entre ambos (tan ligera como atador/modelo fotográfico o tan profunda como pareja habitual). Cada tipo de interacción tendrá su propia energía artística y vital.

 

20170928_174434

 

SUSPENSIÓN

Suspensión…

Desenmaraña cuerdas en un suelo frío e inmóvil, mientras tu mirada calienta mi cuerpo.

Expectativa desnuda es la mía postrada observando a tu lado como tus manos van ejecutando nudos, como esas manos en un rato entrelazan cuerdas y vestirán mi cuerpo frío otorgando el calor necesario que sabes que deseo y anhelo.

Desenmaraña la quimera de mis sueños, ejerciendo el fulgor de tu fuerza a cada cuerda que mides y deslizas en mí, mientras tu sonrisa perversa me susurra en la tranquilidad de la habitación.

Siento la fuerza postrada de una mujer que a los ojos de otros seria débil y a los tuyos es fuerte en mente, fuerte en sentir.

Mientras empiezas con el dominio de tus manos enlazas las cuerdas en el níveo cuerpo, rozando con sus hebras la suavidad de una piel que dejara marcada un rato después.

Anudas solo mi cuerpo, pues mi mente a cada nudo se libera volando a tu lado a ese sentir de dos almas la mía entregada la tuya posesiva.

Enmarañada en tus cuerdas mentales alzas mi cuerpo enredado. Sostengo mi alma al gancho que cuelga dando paso a una mayor sensación de vulnerabilidad y la inevitabilidad, otorgando mi capacidad de volar, allí donde mi mente entrego mi cuerpo, allí donde observa a este cuerpo sometido por tus propias manos.

IMG-20180331-WA0024

Vuestra Bernice 

Parafilias

Parafilias

parafilias-1-638

 

 

¿Te has preguntado alguna vez si tu excitación depende de alguna parafilia?

No a todos nos gusta meternos en el saco de las “Filias” Ya de por sí pensar que podemos tener alguna,  puede hacer cuestionarnos si estamos bien o no de la cabeza.

Pero deja de pensar en lo “Normativo” y en lo impuesto, todos tenemos alguna filia…

Quizá no lo quieras reconocer, pero no te preocupes.

Todo lo que se viva de manera sexual sana puede sumar más que restar. Por mi mentalidad estoy abierta a todas las posibilidades, cada día se puede descubrir algo de ti, alguna cosa que te produzca placer a la hora de jugar con tu pareja o personas de juegos sexuales. Lo establecido y normativo para mí es lo menos normal.

Romper reglas, moldes, salir de la zona de confort con cabeza y sin que ello te aporte desestabilidad emocional, es en el fondo lo que mueve ese motor interior tuyo que reaviva la llama en el ámbito sexual.

Lógicamente y como todo, hay parafilias que pueden ser problemáticas en la persona a la hora de mantener relaciones sexuales. Cuando esto afecta de tal manera que imposibilita a esa persona a tener una relación  normal es cuando se puede considerar que el problema o filia supera el límite de lo normal y en esas situaciones es destacable  acudir a un profesional.

Yo tengo unas cuantas ….

¿Te atreves a decirme las tuyas ?

 

 

 

Parafilia Una parafilia (del griego παρά, pará: ‘al margen de’, y φιλία, filía: ‘amor’) es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer se encuentra en objetos, situaciones, actividades o individuos atípicos. No existe un consenso para establecer un límite preciso entre el interés sexual inusual y la parafilia. Incluso existe debate sobre si alguna de las consideradas parafilias deberían figurar en los manuales de diagnóstico o no.

El número y taxonomía de las parafilias también es controvertido; algunas fuentes listan hasta 549 tipos de parafilias.

Acomoclitismo: Excitación por los genitales con poco vello o totalmente depilados.

Acrofilia: Atracción por las personas altas.

Acucullofilia: Atracción por los penes circuncidados, ya que son más estéticos y parecen más grandes.

Agonofilia: Atracción por la lucha con la pareja. Excitación que surge en la pareja después de una pelea.

Agrexofilia: Atracción por el hecho de ser oídos por otras personas, mientras se practica el acto sexual.

Alorgasmia: Excitación proveniente de fantasear con otra persona que no sea la pareja durante el acto sexual.

Altocalcifilia: Atracción por los zapatos de tacón altos.

Amiquesis: Excitación producida al rascar o arañar a la pareja durante el acto sexual.

Amokoscisia: La excitación por el deseo de castigar a la pareja.

Amomaxia: La excitación al tener relaciones sexuales dentro de un automóvil estacionado.

Anofilemia: Excitación por practicar el sexo oral en el ano y por la zona del perineo.

Barosmia: Atracción del olfato o mediante ciertos olores.

Basoexia: Excitación producida únicamente por los besos. Si no hay besos, no hay orgasmos.

Bondage: Práctica sexual sadomasoquista en la que uno de los participantes se deja y permanece atado.

Catafilia: Excitación sexual del hombre cuando se somete a su pareja.

Coitolalia: La excitación sexual que se produce al hablar durante el acto sexual.

Dacrifilia: Excitación al ver llorar a otra persona.

Elifilia: Excitación al tocar un tipo de tejido, normalmente suelen ser de tacto suave.

Eonismo: Excitación y deseo por ponerse ropa del sexo opuesto.

Espectrofilia: Atracción producida por las imágenes reflejadas del acto sexual en un espejo.

Fonofilia: Excitación producida al escuchar palabras obscenas durante el acto sexual.

Harpaxofilia: Excitación obtenida tras ser robado o atracado.

Jactitafilia: Placer experimentado al relatar las hazañas sexuales, normalmente exageradas. Suele ser más frecuentes en el sexo masculino.

Knismolagnia: Excitación sexual producida al recibir cosquillas.

Morfofilia: Atracción por personas con ciertas carasteristicas físicas prominentes o con elementos destacados de la pareja (sólo rubios, obesos, con nariz grande, mujeres con grandes pechos, obesas, con lunares, etc…).

Masoquismo: El placer sexual se obtiene ligado a la propia humillación, tortura, abuso o sufrimiento físico o moral.

Ninfomanía: Hipersexualidad femenina o adicción al sexo.

Olfatofilia: Excitación al oler ciertas partes del cuerpo de la pareja, en especial las zonas erógenas (cuello, cuerpo, genitales).

Satiriasis: Ninfomanía en masculino. Adicción al sexo.

Somnofilia: Excitación al ver y a practicarle el sexo a otra persona dormida.

Como veis esto es un resumen de las filias más comunes y menos retorcidas que existen, ya que hay un amplia variedad de ellas.

¿Os habéis sentido identificados/as, con alguna de ellas?

Sabed que hasta cierto límite, el sentir varias de estas filias, se pueden considerar como algo normal, superar esos límites, puede considerarse perverso o patológico.

¡¡Sea como sea, con filias o sin ellas, hay que disfrutar del sexo como se merece, al máximo!!

Vuestra Bernice