Necesidad

Necesidad

Hoy simplemente escribo, por esa eterna necesidad que surge de la punta de mis dedos. Ese escalofrío que recorre mi espalda cuando transmito, más allá  a veces de que me leas o no.

Es como cuando siento la imperiosa necesidad de despertar mi cuerpo, con mis manos, pensando en ti. A veces me pasa, escucho una canción mientras hago cualquier cosa y en ese momento mi mente dibuja tu rostro, tu mirada.

Juega conmigo, mi amor, vamos a escribir esa historia que pocos se atreven. Deja que mi piel sea papel en blanco, deja que tu mente sea parte de la mía.

Y de mientras, déjame sin respiración entre tus brazos, juega conmigo. Pero no te creas que no pido nada a cambio, te pido que sientas como yo lo hago. Te pido esa ventana que has cerrado, te pido, porque sé que si no lo hago me ahogaré en el vacío.

No quiero ser un libro, con final feliz. Solo quiero ser una historia distinta para ti. Inventemos un nuevo amor, más allá de las normas. Hagamos un castillo de sutiles cadenas, de anhelo, de una necesidad real y palpable.

Quiero mecerme entre el oleaje de tu deseo, nadar a contracorriente a tu lado. Que mis dudas y miedos desaparezcan de tu mano, que la brisa nos susurré entre gemidos nuestros propios nombres.

Quiero gritar y no callar lo que por ti siento, que por más que no quiera ese fuego se aviva a cada segundo, a cada marca, a cada beso, a cada azote que me das. En cada gesto, en cada mirada que me provoca, en tu olor por la noche a mi lado, en cuando el sexo nos cubre de sudor, y la indecencia ha llamado de nuevo a nuestra puerta.

Juega, como yo juego simplemente, con los cuerpos que nos acompañen esa noche, siente, mientras no es a mí a quien tocas. Porque no es mi piel, pero tampoco es mi alma. Ni es tu piel, pero tampoco es tu corazón.

Pero no dejes de mirarme, no dejes que me escape. No me pierdas entre el deseo, no dejes de recordarme en la madrugada, en los desvelos y no dejes de recordármelo a mí misma, en mis lagrimas, en mi tristeza e incluso en mi incoherencia.

No te des por vencido en una batalla, siempre se puede ganar la guerra. Yo no lo haré, jamás. Pero bésame entre otras bocas y hazlo especial, no uno más. Porque tú lo eres, para mí.

 

Vuestra bernice

 

Sploshing, o el placer sexual de la comida…

Sploshing, o el placer sexual de la comida…

Nuestra mente e instintos suelen ir más allá en lo referente al sexo, y más si tú mente es perversa, como la mía. Uno de los placeres de la vida, a parte del sexo, es la comida. Y si eso ya lo mezclas, para mi es explosivo. Adoro comer (¡Sí, también!) por lo tanto esta práctica podríamos decir que entra dentro de uno de mis fetiches.El sploshing se engloba en la categoría de deseos fetichistas conocida como “wet and messy” (húmedo y sucio).

Hace poco con una gran amiga hicimos una grabación. Para el festival Erostreet. A Capi, le encanta también esta práctica. Solo os tengo que decir que se trajo dos plátanos y por supuesto leche condensada. El recuerdo no tiene desperdicio, risas, dos bocas, la suya y la mía y un plátano sujeto entre las dos, una mano inocente que dejó caer sobre la fruta y el rostro de Capi el preciado líquido que se derramaba entre nosotras, mientras nuestra boca devoraba con apetito el tan preciado fruto. Risas, muchas, casi insoportable de aguantar. Una imagen a la parte de sensual muy divertida, al final nuestras bocas acabaron uniéndose para acabar de limpiar a lametazos la adorada leche condensada….¡Ummm, que placer!

Esparcir diversos alimentos sobre el cuerpo, bebidas u otras sustancias para llegar a experimentar placer sexual, para mí, es sin duda un gran juego. Eso sí, es muy sucio y eso también le da ese morbo guarro que excita.

Para mí, no lo dudes, será una práctica que utilizare en breve para algún que otro juego, con una persona que en nada os presentaré.

 

Vuestra Bernice

WhatsApp Image 2018-04-17 at 10.45.30

Bizarra sensación

Bizarra sensación

https://youtu.be/uhtVOPl6qEg

El agua caliente cae sobre mi cuerpo, el vaho que desprende deja en el baño un ambiente relajado que acompaño con velas y música, necesito relajar mi mente, tranquilizar mi cuerpo, desactivar ese botón que has dejado encendido estos días contigo. Es indiferente lo lejos que estés, porque en mi piel aún te siento, en mí, en cada recodo de mi cuerpo, en cada roce de mis manos vuelo de nuevo a tu recuerdo, a tu olor, a tu voz guiándome. Esa parte de mí, esa sumisa que depende y necesita de los brazos de su Amo, ese deseo que una vez encendido es imposible de retener, ni tan siquiera de apagar, es como un fuego bizantino, inapagable, ni tan siquiera el agua consume ese deseo prendido en mi piel. Ese crecido anhelo que cada día cuesta más de alejar de mí, esas ganas de ser más y más. Ese ser que ama sin dudar, que se refleja en tu mirada, queriendo transmitir todo lo que siente a través de su cuerpo, sin palabras, aunque las susurre dentro de mí a cada momento. Y después ese vacío inexorable que me ahoga. Esas ganas a veces de gritar, de decir, de abrir más mis sentimientos, esos que reconoces en mí, pero que callas. Esa zona muerta en la que nos movemos, ese limbo en el cual paseamos juntos.
Me desprendo de mi propia piel, de esa que he dejado entre tus brazos, de esa que has rasgado con tus manos, quemado con tu ansía, esa que has vestido con tu saliva. Agonizo y desespero mientras te siento, de nuevo, con el deseo activo, anhelando cada gemido, cada orgasmo de placer que te has llevado en la tortura de tu cuerpo sobre el mío, en tu bizarra posesión. En ese primario sentimiento tuyo, en ese en el cual yo deambulo como único refugio factible que tengo. Donde las palabras dejan de ser, donde solo el aliento de tu voz susurrando es parte de mí, donde mi mente se cohesiona con la tuya.
A veces me siento perdida en mis propias divagaciones, sin saber, sin poder entender que soy o quién soy, es como si yo misma dejará de existir, como si fuera humo, algo tan efímero entre tus brazos.
Y aun así soy incapaz de escapar de esa tela de araña que me atrapa, paso de un estado de éxtasis total a otro que me engulle en una plena astenia, dejando laxo mi cuerpo, agotada mi mente y con dudas que me invaden, miedos que me atemorizan y pesadillas que me persiguen.
<< Pero estoy enganchada a ti, a tu voz, a cuando me ordenas; Ponte las medias y los tacones para mí. Así empieza…
Eso hago y un cúmulo de sensaciones empiezan a bullir en mi interior, mi cuerpo empieza a reaccionar, ya llevo unos días contigo y como siempre, tú intensidad, tu lado primal me domina. Te oigo preparar algo en la habitación de al lado, mientras me desnudo. Entras y me observas, no llevo nada más puesto, tu porte serio, tu forma de mirarme me provoca un estado contradictorio, deseo, expectación, nervios, temor (no a ti) a mí misma. Me llevas hacia esa habitación, me cubres los ojos y en mis muñecas me colocas las correas. Cuando acabas me diriges hacia la pared, donde unas argollas colocadas de manera estratégica sirven para colocar mis brazos abiertos y sujetarlos. Me quedo quieta, de espaldas a ti, y puedo escuchar tus pasos por la habitación. No tarda mi piel en recibir tus caricias, mi nuca en sentir tu aliento, tu voz en meterse en mi cabeza, con cada palabra, con cada respiración, con cada nuevo roce que pasa de ser suave a ser fuerte y rudo, que pasa de ser una simple caricia a un expuesto azote, no sé qué usas, quizà la fusta, quizà la vara, no me centro en eso, me has enseñado a sentir y eso hago, sin màs, siento sin saber, sin preguntar, solo me dejo guiar por ti, por tu respiración, por como tú sientes, por como tu cuerpo reacciona, por como tu respiración se acelera, por como tu miembro palpita contra mí cuando te apoyas apretando todo tu cuerpo, para que te sienta. Un proceso violento empieza a gestarse en mis entrañas, una fuerza se aviva, quema, me despierta de un letargo que solo se activa ante ti.

Me inspeccionas, reconoces en mi sexo la humedad que me provoca mi estado, me sueltas y me diriges de nuevo, guiando mi cuerpo, has dejado mis pechos cubiertos y apretados con tu cinturón, diriges mi cuerpo hacía una silla donde me apoyo, doblando mi espalda, frío recorre mi piel, mi sexo, mientras tu respiración sigue acelerada ¿Un hielo? calor mucho sobre mi espalda, cera, el olor a parafina se adentra en mis fosas nasales, tu piel ese olor tuyo se entremezcla, mi respiración se entrecorta….

En un momento estoy en el suelo donde me has hecho tumbar, luego a cuatro patas, como una perra, la tuya.

Algo se adentra en mí, con fuerza, no puedo me supera, te lo digo, me levantas, abrazas, nunca dejas que sufra, siempre estas atento a que mi dolor sea placer, tu placer si no es así paras. Me llevas a la cama, donde tus brazos me rodean de nuevo, me giras y en ese momento tu lado primal se alimenta de mi cuerpo sin cesar, sin dejar que respire, sin darme tregua entregandote una y otra vez el líquido que derrama el interior de mi ser, por ti, y mi deseo crece queriendo beber de ti, llenar mi boca de tu miembro erecto, fuerte, y lo hago dando esa parte de mí que sé que anhelas. Sé primal, me susurras…

Siempre intenso, siempre tú, quien es capaz de hacer sentir de esta manera, siente tanto que no son necesarias palabras》

Vuestra Bernice

El corazón me late de manera acelerada, aspiro el aire que me falta. Bajo los ojos. El silencio alrededor mío se hace pesado, el aire irrespirable, invasor, penetrante, la oscuridad me atenaza, me rodea, me abraza. He perdido por completo la fuerza, la voluntad. Ya no soy yo, soy algo más.

Saboreo el fuego de su mirada, que me penetra. No habla, su rostro inmutable no dice nada, no sé qué siente y ni si siente, solo me observa.

Oigo mi corazón, su tic tac, oigo su respiración, fuerte, profunda. Nada más, no habla.

Sus ojos dejan de reflejarse en los míos, se recrea en mí, me recorre lentamente, me siento cada vez más perdida y cada vez más suya.

Su impasibilidad me turba, mientras sigue escrutándome y examinándome a fondo. Silencio. Ni una sola palabra por su parte. Sigo desnuda esperando, en silencio, sin moverme. El aire es cortante, cada vez más, silencio, su mirada, se acerca, me sonríe.

Estoy temblando, el olor de su piel en la cercanía se intensifica. Él no dice nada, noto el peso de su mirada sobre mi cuerpo de nuevo, trato de imaginar que piensa, nada, no lo sé. Impasible, inalcanzable.

Mueve la silla y la pone frente mío, sigo de pie, en silencio, desnuda, junto las palmas sobre los riñones y cruzo y retuerzo los dedos. Se acerca, su mano me roza la nuca, me acaricia el cuello y después desciende hacia los pechos. mis pezones erguidos hacia su rostro, se tensan y reclaman sus dedos.

Tengo una gran necesidad de sentirlo contra mí, pero no me muevo, se desnuda, sonríe, silencio.

Lucho contra los espasmos que me dominan, el ansia, el anhelo, el deseo. Se acerca de nuevo a mí, sus manos en mis pechos de nuevo, luego su boca mordisqueándolos, sus dedos pellizcándolos cada vez más fuerte, su lengua lamiéndolos, chupándolos y succionándolos, noto sus dientes, que aprietan y me muerden con una avidez creciente. Tiemblo, una oleada de calor me sube por la entrepierna, me humedezco, mi vientre arde. Le anhelo, le deseo, sus manos me sueltan. No me muevo, se sienta, me mira, me indica mi lugar. Me acerco, en silencio, me agacho a sus pies, mi sitio, me apoyo, me rodea, me abraza… Descanso.
Su Bernice

IMG-20180324-WA0066

Entrevista a Szenia Barcelona

Entrevista a Szenia Barcelona

 

 

¿Qué es Szenia Barcelona?
Szenia Barcelona es una empresa, que se dedica a la venta de lenceria y complementos.
¿Con qué idea nace Szenia?
Nace, con la ilusión de hacer llegar mi pasión por la lencería en todos sus estilos.
Szenia Barcelona rompe con la filosofía clásica de venta, apuesto por ofreceder un producto de manera diferente. Busco firmas exclusivas y siempre de gran calidad, que nos envuelvan en glamur, sensualidad … y las muestro al público a través de eventos y showrooms, siempre también en lugares exclusivos y que tengan un encanto especial.

¿Qué tipo de lencería nos podemos encontrar?
Sobre todo, lenceria que envuelve a la mujer en el mas puro glamur, vestidos lenceros y combinaciones para cualquier ocasión, lenceria que puede mostrarse tanto en público como en privado.
Firmas como Maison Close, que nos ofrece colecciones sensuales y muy femeninas. Catanzaro con algunas colecciones basadas en el mundo bdsm que me apasionan y Gisela se mueve en una línea femenina intima con mucha clase.
Para darle un toque de complementos a estas maravillas, cuento con la firma Bijoux Indiscrets, me encanta ese toque sutil y elegante con el que trabajan sus piezas.
¿Tienes lugar físico para ir a probar la ropa?
Si. Tengo habilitado un showroom exclusivo y discreto (como me gustan a mí las cosas jajaja), donde podréis encontrar una selección de algunas colecciones. Como ya te he comentado antes, no trabajo una venta convencional de tienda, quiero que cuando vengáis a visitarme os sentáis como en casa, tranquilas de probaros todo lo que queráis, sin prisas, sin agobios de gente. Nos hemos trasladado hace poquito, la nueva dirección y los horarios los encontrareis en la web, que tambien comentarte, es una web online, donde podéis comprar todos nuestros productos.
Quien necesite ser atendido fuera del horario establecido, solo tiene que ponerse en contacto conmigo y concertamos hora para facilitar la visita.

Me gustaría saber tus inquietudes para el futuro.
Mas que inquietud, desearía que Szenia Barcelona forme parte del deseo de la gente por conseguir un dresscode único, exclusivo y elegante.
Conocedora del mundo swinger y rodeada de muy buenos profesionales la inauguración de Szenia Barcelona no podría haber salido mejor!
El día 2 de diciembre en unos de los locales con más glamour de Barcelona, (no se si puedo decirlo … ) pusimos una puesta en escena para la presentación de Szenia que superó cualquier expectativa, 170 parejas, regalos, sorteos … fue algo que recordaré siempre.
Fue un trabajo duro y con meses de preparación, pero la recompensa fue mas de lo que esperaba, así que dicho esto y con estos antecedentes, seguiré trabajando duro para ofrecer siempre lo mejor.
Inquietudes … mejor me conocéis y os lo explico en persona … jajajaj

Yo conozco muy bien tu marca, pues he trabajado contigo. Pero explica a mis lectores que trato les puedes ofrecer de manera directa Szenia Barcelona.
Les ofrezco un trato directo, abierta a todo tipo de necesidades tanto de dresscode especifico como a nivel económico. Soy consciente de que no es siempre posible comprar piezas de un valor elevado, sobre todo si es para un momento puntual, me explico… tengo abierta una línea de alquiler de vestidos lenceros y complementos para sesiones fotográficas, precios especiales para colectivos o grupos, siempre intento buscar una solución para todos los bolsillos y necesidades.
Hago showrooms privados a domicilio o fiestas privadas …. En fin, cuando antes te dije que quiero hacer llegar mi pasión por la lencería y el buen gusto, era literal, lo quiero hacer llegar de todas las maneras posibles.

Se de buena tinta que estás preparando eventos muy interesantes y lo se porque por suerte formo parte de ellos ¿Quieres adelantar algo? ¿O prefieres que los dejemos con la intriga?

He tenido la suerte de conocerte, ya te he dicho varias veces que no creo en las casualidades, entre tu y yo, ya que no nos escucha nadie, jajaja te digo que me encantas, a parte de una mujer espectacular por fuera, me gustas mucho por dentro. Formas parte de un “mundo” si es correcto llamarlo así, que desconozco y estoy segura que la fusión de los dos conocimientos será super positivo.
Estoy preparando varios proyectos, uno de ellos es la presentación en Erostreet Festival de Szenia Barcelona, allí presentare colecciones y sorpresas (sabes que soy hiperactiva y mi mente no para …jajajja).
También tengo en marcha y aquí cuento contigo un evento/fiesta temática …. No se si desvelar algo más …queremos sorprender, presentar Szenia Barcelona en un contexto totalmente diferente …
No dejaré de pensar, de trabajar y de ofrecer lo mejor de mí.

Estar sentada frente a frente ante esta gran mujer, es sin duda un placer. Cuando la conocí, ya vi en ella algo especial, sabes que soy mucho de sensaciones y mi empatía se activó como un resorte, son de esas personas luchadoras, que se hacen así mismas, con esfuerzo, constancia y valentía. Se puede pensar que Szenia es un concepto de negocio más, pero detrás de esta emprendedora, de esta empresa, hay una historia, algo que la hace diferente, Szenia es el Ave fénix  del resurgir de una mujer que en un momento de su vida se encontró en una situación que sinceramente no sé si muchos de nosotros podríamos sobrellevar, por eso el amor que le pone a su trabajo, el cariño en el trato y la delicadeza en su atención hace que Szenia sea más que una marca; Szenia tiene vida propia, respira, siente, es SONIA. 

 

Vuestra Bernice 

 

unnamed (1)

 

 

 

SIÉNTEME PRIMAL

SIÉNTEME PRIMAL

WhatsApp Image 2018-02-13 at 09.33.30 (1)

 

Siénteme Primal  

Salvaje, dominante, sus manos, su olor, su voz y sentir…  

No voy a explicar nada más que sensaciones en este post. Las que he vivido con él.  

Despertar en la mañana abrazada a su cuerpo, al calor que desprende su piel en contacto con la mía, tus buenos días detrás de esa sonrisa que yo sé ver, esa que, aunque la ocultas detrás de tu rudeza existe.  

Se levantó y me dijo que me hiciera un café, en un rato volvería de su paseo matutino. Sabía que en cuanto estuviera de nuevo conmigo me iba hacer sentir, la noche anterior ya me lo dijo… ” Te usaré hasta que me canse” 

Me levanté, tomé el café y como cada mañana te saludé por redes. Siempre tengo tiempo para ti, lector.  

<< La espera siempre se hace eterna cuando no estoy contigo, mientras tomo café en la cama y miro la red, expectante a que llegues, sé que en nada comenzará el juego.  

Y ya te siento, en la espera, en la impaciencia de ti, te siento muy dentro de mí, en toda mi piel en el deseo que me produce tu tacto, en tus manos, en cómo me miras. 

Cuando llegas vas a tu armario y empiezas a sacar todo lo necesario para poder empezar, esta vez sé que me llevarás al límite de mis fuerzas, mi placer es tuyo y cada vez quieres más.  

Me doy cuenta en tu mirada, en lo que leo en ella, en lo que me transmites mientras me desnudo y vas preparando las cuerdas para atarme a tu cama; sensaciones que ya van despertando en mi piel con un escalofrío.  

En tu enturbiada mirada ya se delata al cazador, pero no tengo miedo, no huyo, solo dejo que me atrapes, soy tu presa y estoy en tus manos.  

Me atas, expuesta y abierta a tu disposición, me privas de la vista; solo sentir el calor de tu cuerpo vestido a mi lado, abrazándome.  

Y empieza tu transformación y con ella la mía, me llevas al límite, me provocas. El latido de mi corazón resuena en mi pecho, tic, tac, tic, tac, tic, tac… Mientras me elevas una y otra vez, mientras en cada orgasmo se me escapa parte de la vida, que tu devoras hambriento.  

En cada salvaje desgarro que sacas de mis entrañas me torno más y más salvaje, solo siente me repites, déjate ir, sé muy perra, muy primal para mí. Y así lo intento mientras pierdo la cuenta de las veces que me he corrido entre tus manos…  

-Cuenta- Me recuerdas… Que cuente, como si fuera fácil después de haber pasado los cincuenta orgasmos. No puede ser bueno, pienso … Pero lo es, es su placer, el que me pide y yo le entrego…  

-Me siento un trapo- Le digo en uno de esos momentos que él me mueve, colocando mi cuerpo a su disposición… 

-No eres un trapo, eres Mía. Siente mi voz, mi aliento en tu oído, déjate ir. Muévete para mí, busca tu placer y dámelo ¿De quién es?  

-Tuyo  

– ¿Y yo quién soy? 

-Mi Amo   

Pues siente, sé Primal… Dámelo ….  

Conviértete en la bestia
No tenemos que ocultarnos
¿Sientes terror de mí
o te sientes viva? 

Mi mente te piensa, te siente, estoy viva en tus manos. Cautiva a ti.  

Me dejo ir dando de mi esa parte que necesitas, esa primitiva y salvaje mujer que cada día desatas un poco más y más. Con tus manos, con tu voz, con tus azotes que dejan mi piel acalorada y excitada…. 

SIENTE …. 

 

Vuestra Bernice

Siente me dijo…

Siente me dijo…

 

WhatsApp Image 2018-02-11 at 20.21.38

Necesito bucear en mi cabeza hacer una inmersión en la fantasía y dejar que me lleve lejos muy lejos… Hasta ti…

Son de esos sitios oscuros, irreales, de los que no te dejan indiferente cuando los pisas, la música de fondo acompaña mi entrada por un pasadizo solo iluminado con velas; al fondo del mismo se abre una gran sala, un poco recargada para mi gusto, el olor a sexo se ha infiltrado en las paredes y es lo único que se respira siendo casi insoportable no saturarse de tanta exudación y cuerpos vagando por la sala con la mirada inyectada en deseo, lujuria y placer.

No sé si me siento cómoda o no, una parte de mí avanza sin miedo, pero la otra se encuentra en alerta ante el más mínimo roce por parte de esos cuerpos casi inertes, efímeros, que se desplazan en una nube de pasión, son como ángeles entregados al perverso deseo de un demonio; que los embauca que los transforma en un recipiente carnal de lasciva para su puro placer.

Vaporuos , conozco esa canción, lleva días acompañando mi mente y ahora suena para envolver mi cuerpo mientras me adentro cada vez más y más en ese extraño lugar, dejando que mis pies caminen solos, que mi mente no piense en lo que fui, en lo que soy o en lo que seré …

Te busco entre las sombras, pienso en ti en ese extraño lugar, al fin y al cabo, estoy allí para ti.

Unos ojos oscuros, una mirada entre las sombras, una necesidad me empieza a rasgar las entrañas mientras intento ahogar el grito que de mi garganta quiere escapar, dejando que su eco rebote en mi interior, partiéndome en dos, porque reconocería esa mirada entre un millón.

Y me siento un ángel caído, deambulando sin fuerzas en dirección a esos ojos que me atraen con ese magnetismo tan especial, tan suyo, sin poder dar marcha atrás.

De repente sentí la necesidad en mi nuca, una que se iba deslizando por mi espalda hasta convertirse en un escalofrío, temblé cuando sus brazos me rodearon, cuando su voz susurro mi nombre de sus labios que calientes resbalaban por mi piel, dejando su aliento y humedad en mi cuello, atravesando mi alma y acabando sintiendo su tacto en mi entrepierna, que poco a poco se iba mojando mientras sus dedos buscaban retorcer mi existencia entre sus brazos, mientras la gente nos observaba y sus perras se acercaban acechándome como lobas hambrientas a las órdenes de su Amo.

Me revolví y lo hice como nunca, sabiendo que no le gustaba ese comportamiento, mientras ellas me sujetaban y su “QUIETA” resonaba en el aire. Ninguna mujer me sujeta, lo sabe, pues solo él tiene ese poder, solo mi Amo; su mirada socarrona indicó que el juego había comenzado. Me soltaron a mi orden, él sonrió, nuestra fantasía se iniciaba y mis perritas empezaron a rondar a mi lado mientras él se sentaba en su cómodo sofá y alrededor la gente observaba el espectáculo.

Abrí mis piernas sin dejar de mirar a sus ojos, una de ellas se puso debajo de mí, tirada en el suelo, mi cuerpo bajo lentamente hasta su boca, su aliento caliente empezaba a vagar por mi sexo. Decidí acercarme muy lentamente sin dejar que su lengua que luchaba por lamer mis pliegues se acercará lo suficiente, mi cuerpo ascendía y descendía quitando el caramelo que ella tanto deseaba probar mientras podía observar el deseo encendido en los ojos de mi Amo, pero quería provocar su fuego, despertar su más primario sentido carnal para mí, para cuando estuviéramos a solas…
La otra mujer me agarró por detrás, apretando fuerte mis pechos, sonreí y me dejé caer sobre la boca de la que estaba debajo de mí, sin dejar de mirarte, sin dejar que nuestro contacto se perdiera, mi placer es su placer y como tal para él tenía que ser, podía notar su excitación en su mirada, podía sentir su miembro palpitar dentro de los pantalones y sentía la necesidad de acercarme de arrodillarme a sus pies y de lamer lentamente, poco a poco, como le gusta su polla; pero esperé me deshice entre los labios de la chica, mientras ella me lamía y la otra tiraba de mis pezones… Le di lo que deseaba, mi placer…

Vuestra Bernice